Cuando los creadores de Youtube abrieron el portal de videos, nunca se imaginaron que llegarían a ser la plataforma de contenido audiovisual más utilizada el planeta. Ni mucho menos que se iba a convertir en una jungla en la que habría fuertes enfrentamientos por ser el mejor.

Su política ha cambiado

Muchos son los que ya están sentados en sus sillas para youtuber jugando a sus videojuegos favoritos o grabando sus vídeos para empezar a ganar dinero. No obstante, con el nuevo algoritmo de la plataforma para la publicidad, la cuál solo aparecerá en vídeos de “contenido amable”. En efecto, esos vídeos en los que uno disfrutaba con el GTA atropellando a inocentes peatones o creando explosiones en los videojuegos por mera diversión han llegado a su fin.

Ante esta iniciativa, creadores de este tipo de contenidos como Wismichu no han tardado en atacar esta medida que afecta drásticamente a sus ganancias. En el caso de este youtuber, que cuenta ya con 5 millones de suscriptores, hacía público que su vídeo ¡Silencio 3! Solo había obtenido unos 94 euros tras haber conseguido más de 2 millones de reproducciones, algo que no le agradó mucho. Su crítica la público en su cuenta Twitter, a la que se sumaron otros youtubers de renombre que estaban muy molestos porque ahora no podrían ganar tanto dinero cuando, por 2 millones de reproducciones, solía ganar unos 1.000 euros.

PewDiePie, quien es el youtuber más representativo del mundo, ya amenazó con cerrar su canal mientras que elRubiusOMG, también trato el tema en uno de sus vídeos mostrando su malestar por este cambio tan radical en su política para poder obtener beneficios con los vídeos en la plataforma.

Como muchos sabéis, Youtube ha cambiado las normas de la comunidad”, explicada el youtuber. “Y ahora van a empezar a censurar youtubers o creadores de contenido que hacen contenido vulgar, que dicen palabrotas o que hacen alguna referencia sexual. Les quitarán el derecho de poner anuncios en sus vídeos y monitorizarlos”, algo que ya estaba pasando a muchos youtubers extranjeros.

Dejar respuesta