El gobierno sirio interrumpió la operación de evacuar a los civiles y rebeldes de Alepo, se teme que el combate para tomar el último reducto de los insurrectos en la segunda ciudad de Siria continúe. La suspensión se debió a que los insurgentes no querían respetar las condiciones del acuerdo, según informo el ejército sirio “Los rebeldes quisieron llevarse armas y partir con los rehenes, eso no estaba en el acuerdo”.

Alrededor de las 11H00 se escucharon unos disparos en Ramusa, por donde circulan los evacuados de los barrios del este de Alepo, los cuales aún están controlados por los rebeldes. Se le pidió al personal del CICR y OMS que se retiraran, confirmó Elisabeth Hoff, representante de la Organización Mundial de la Salud en Siria.

La representante manifestó su preocupación por los civiles que aún están bloqueados en el  territorio rebelde. “Todavía hay muchos niños menores de 5 años y mujeres que deben salir” sin embargo, en la ciudad un general sirio mencionó a la AFP que la evacuación se suspendió, pero no estaba terminada. Por su parte, Rusia comunico que operación de los rebeldes y sus familias había culminado y que las tropas sirias estaban eliminando los focos de resistencia restantes en Alepo.

Quedan cuarenta mil civiles aún por evacuar

El emisario de la Organización de las Naciones Unidas para siria, estimo que aún hay unos cuarenta mil civiles y entre mil quinientos y cinco mil combatientes en el último reducto de rebeldes. El OSDH calculo por su parte que ocho mil quinientas personas fueron evacuadas, entre los que se encuentran 3.500 combatientes
Los sirios por su lado dijeron que evacuaron ocho mil personas, entre ellos hay 250 heridos, mencionó el jefe de la unidad de médicos y voluntarios. Al menos cincuenta heridos han sido trasladados a Turquía.

Dejar respuesta