La OMS indicó que el suicidio es la segunda causa de muerte a nivel mundial, sobre todo en mujeres y  varones de diez a veinticuatro años. El suicidio en jóvenes un problema de salud mundial, declaro la Organización Mundial de la Salud. Aunque es difícil saber cómo evitar las muertes, lo que se puede hacer es comenzar a ayudarlos.

La Universidad de Londres está realizando un esquema que por medio de juegos les enseña a los niños como comunicarse. Los pequeños se paran de sus asientos, agitan las manos y chocan las rodillas emocionados, para que le den la palabra. Una señora sonriendo frente a la clase, repite la pregunta ¿puedo ver tus pensamientos? ¿Puedo tocarlos u olerlos?

Anna Redfern es una psicóloga y comunicadora social. No todos pueden convencer a niños de ocho y nueve años a que hablen de sus sentimientos íntimos frente a todos sus compañeros de clase. Sin embargo, aquí está la clase 4S admitiendo delante de todos que hay días en los que no sienten motivación o tal vez se sienten muy tristes.

Una niña dijo, nadie puede ver lo que sentimos, por eso deberíamos hablar de ellos. El Cues-Ed les enseña a detectar las señales de que algo anda mal y algunas formas de comportamiento para ayudarlos a controlar su humor. 

Cambios evidentes en los niños de la clase

Los niños están involucrados en la clase, el año pasado los pequeños tenían muchos problemas, pero con el programa Cues-Ed se ha notado muchos cambios. La doctora explicó que ahora en la clase hay niños que usan distintas estrategias para controlarse en momentos en los que antes se hubieran puesto furiosos. Ahora conversan entres ellos por su manera de comportarse. Un niño de nueve años habla mucho sobre sus emociones, pues dice cuando algo lo molesta.

Dejar respuesta