¿Recuerdas la primera vez que escuchaste la palabra blog? Quizá no recuerdes, pero allá por 2000-2003 fue cuando se comenzaron a popularizar, pues se daba paso de las páginas estáticas de GeoCities (¿las recuerdas?, las páginas con marquesinas y gifs alojados en Yahoo!) , a las llamadas ‘bitácoras personales’, o blogs, como al final se le bautizó.

Desde entonces hemos escuchado eso del ‘blogging’ una y otra vez, hast que hace unos años ya se comenzó a hablar de ello como una auténtica profesión, muchos ganan dinero, y mucho, con sus blogs, y otros blogs, con igual o mejor contenido, no son leídos ni compartidos como los primeros.

¿Por qué? Porque han cambiado las cosas, ya no vale con escribir y compartir contenidos, sino saber escribirlos y llegar de mejor forma al lector, es decir, la clave es el copywriting.

¿Qué es el copywriting?

Algunos lo consideran un arte, y otros una ciencia, el detalle es que es algo más que comunicar contenidos o ideas. Es el arte o ciencia de colocar estratégicamente las palabras para motivar una acción o emoción en los lectores. Quizá sea una definición tan sencilla como difícil de aplicar.

El copywriting se aplica sobe todo en la comercialización de productos, pues es una poderosa herramienta para persuadir a los clientes que tienen una gama infinita de posibilidades idénticas en internet, y ayuda a no usar el precio como elemento distintivo, pues si lo haces, no ganarás dinero.

Pero también se usa para obtener otro tipo de cosas, como darte de alta en un boletín o newsletter, para hacer una encuesta o una acción que al propietario de la web le signifique un beneficio.

¿Cuál es el poder del copywriting?

El poder del copywriting reside en dar mensajes poderosos y persuasivos aún con pocas palabras. Basta con un ejemplo, del legendario David Ogilvy, uno de los más grandes, y para muchos, el mejor escritor publicitario de la historia. Escribió ésto en la década de 1950:

A 75 kilómetros por hora, el sonido más fuerte del nuevo Rolls Royce, proviene del reloj electrónico.

El Rolls Royce era un coche como cualquier otro, es decir, te llevaba del punto A, al B, pero ésto el añadió clase, elegancia y una fama al producto que aún prevalece casi 60 años después. Todo con un mensaje que no supera 20 palabras.

¿Cuál es la diferencia entre Blogging vs. Copywriting?

La diferencia es tan pequeña, ya que están íntimamente relacionados… el copywriting se aplica en un blog, y un blog no tendrá éxito sin copywriting. Es complicado, pero intentaremos marcar la diferencia.

El blogging consiste en compartir contenidos y conocimientos sencillamente por el amor al arte, como diríamos coloquialmente, sin profesionalizar la labor, enfocándose solamente en contenidos curiosos, fotografías o videos, de forma ‘amateur’.

El copywriting es el arte de buscar beneficios con una estrategia en la escritura, ya sea una venta, o una acción concreta. Digamos, que es la profesionalización del blogging. Un bloguero se interesará en el copywriting en la medida que desee obtener y maximizar sus beneficios.

Dejar respuesta