En Nuevo León prácticamente se rompió el diálogo con las autoridades y los últimos siete años, han desaparecido cinco mil personas, informo la hermana Consuelo, presidenta de la organización Cadhac. Mencionó que con el mandato de Jaime Rodríguez las cosas han empeorado y no se brinda atención a los familiares de las víctimas. Al procurador Roberto Flores no se le ha visto debido a sus ocupaciones, por lo tanto, no hay diálogo.

Han desaparecido 5.000 personas

La activista de los derechos humanos presentó un informe del año 2009 y 2016 de la organización que dirige la entidad, destaco que no existe una base confiable de datos que indique el número de personas desaparecidas en el país, de acuerdo con las denuncias de los familiares han desaparecido cinco mil individuos. “estas desapariciones siguen ocurriendo, y aún no logramos eliminarlas, no erradicamos a las estructuras que propician todo esto”

Consuelo recordó que cuando inicio la organización hace veinte años, jamás pensaron que en pocos años existirían cientos de personas desaparecidas en Nuevo León, ante ello los familiares siguen en la espera de la Ley general para evitar y sancionar los raptos, así como la declaración de ausencia.

Emilio Álvarez Icaza, secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cito a familiares de las víctimas que están desgarrados por la incertidumbre y de niños que preguntan constantemente donde están sus padres. Para Roberto Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos, es fundamental garantizar ayuda para las víctimas de desaparición, esto y la tortura figuran el mayor reto en materia de derechos humanos del país.

El gobernador Jaime Rodríguez dijo en otro evento que aceptará las sugerencias que le ha hecho la CEDH y desaprobó que las personas vean de mala manera a la policía, así que sugirió que se les ame, abrace y se le pague con el bien.

Dejar respuesta